Abogados y servicio al cliente en la web – Primeros pasos

abogados y servicio al cliente

En la actualidad nuestros perfiles y los de nuestras empresas hablan por nosotros. Por lo que tener la información adecuada y organizada es crucial para conseguir clientes en línea. Cada vez son más las firmas de servicios profesionales que cuentan con estrategias de marketing digital que les ha representado una imagen sólida en la web, así que, si aún tu firma no cuenta con una estrategia definida, es momento de hacerlo. Puede que estés perdiendo clientes que otras firmas, con una estrategia clara, tomarán tarde o temprano.

PASO 1: DELIMITA Y CONSTRUYE TU CLIENTELA

ESTABLECE TU NICHO

En el sector jurídico, los nichos de mercado son agrupaciones de clientes a los que una firma de asesoría profesional puede ofrecer sus servicios, mediante una estrategia definida con antelación. Sin embargo, la delimitación de esta estrategia no es una tarea fácil. ¿Qué debe hacer tu firma para ello? Aunque consideres que tu firma puede manejar muchos tipos de casos y dispongas de una gran variedad de áreas de conocimiento, es conveniente que no ofrezcas un servicio legal demasiado amplio o general, sino que la firma enfoque su atención en brindar servicios especiales, lo que te permitirá tener una competencia menor en el mercado y comprender mucho mejor a tus clientes.

Quizás pueda interesarte: ¿SABES QUÉ ESPERAN TUS CLIENTES DE TU ASESORÍA LEGAL?

IMPLEMENTA UNA ESTRATEGIA DE NETWORKING

Para muchos servidores legales, la implementación de una estrategia de networking es un desafío: hay que dedicar mucho tiempo y un esfuerzo considerable si se quiere crear y mantener una buena red de contactos que permita conseguir nuevas oportunidades de negocio. No obstante, si trabajas con inteligencia y planeas con eficacia, puedes sacar el máximo provecho de esta estrategia. En la actualidad, las redes de interrelación profesional son muchas y, por esta razón, es fundamental conocer a las personas adecuadas. ¿Cómo puedes hacerlo?

No basta con que atiendas a tus clientes por teléfono o en reuniones presenciales celebradas en tu despacho. Tu firma de abogados debe salir, buscar a tu cliente por diferentes vías. Para ello, debes unirte a organizaciones y eventos vinculados estrechamente a tu nicho de mercado. También debes establecer contactos en línea a través del correo electrónico y de las redes sociales. Esto no significa que debas mantener la comunicación exclusivamente por estos medios. La corriente de información por internet es tanta y tan invasiva que tus clientes pueden pasar por alto información importante de tus servicios. Cuanto antes puedas reunirte con ellos en persona, es menos probable que olviden lo que puedes brindarles.

PASO 2: CREA UNA IMAGEN EN LA WEB

CONOCE A TU PÚBLICO Y ORIENTA TU AUDIENCIA

Debes ponerte en los zapatos de tu público objetivo. Piensa en la siguiente situación: tu firma está enfocada en el derecho laboral y existe una persona buscándote en Google para acceder a tus servicios. La persona necesita demandar a una empresa por discriminación. Lo menos probable es que dicha persona digite en el buscador “abogado laboralista para demanda por salario”, esa sería la forma en la que un abogado buscaría, posiblemente, y no la forma en la que un cliente pensaría en encontrar asesoría.

Debes pensar cómo estás comunicando a tu cliente en qué consisten los servicios profesionales que ofreces. Debes preguntarte ¿Quién es mi cliente ideal y cómo va a encontrarme en la web? A partir de esta pregunta sabrás si la información que tienes en la web es acorde a las búsquedas que podría realizar dicho cliente en busca de tu firma. Puede que lo que incluyes en tu sitio web contenga demasiados tecnicismos que solo otro colega comprendería, y aunque parezca que proporciona profesionalismo a la firma, así mismo aleja a las personas que, justamente por su desconocimiento del tema, van en busca de tu asesoría.

En promedio un nuevo usuario de página dura entre 30 segundos y un minuto y medio en un sitio web. En el caso de las firmas de servicios profesionales, los clientes potenciales acceden a los sitios con la espera de responder solo tres preguntas: ¿Parecen inteligentes o capaces?, ¿Pueden ayudarme con mi problema específico?, ¿Cuánto cuesta acceder a su asesoría? Si tu sitio web no responde estas tres preguntas en el lapso especificado anteriormente, posiblemente tu cliente potencial dejará tu página y seguirá buscando en la red a un mejor postor.