¿El tiempo se le va como agua entre los dedos?

Creemos que el tiempo se está acelerando, con el paso de los años sentimos que el tic- tac del reloj cada vez va más rápido y ya no nos alcanza, se nos va como agua entre los dedos. ¿Cuál es la solución más recurrente a este problema? Tendemos a trabajar más horas para poder cumplir con todo lo que debemos hacer, pasamos menos tiempo con nuestras familias y seres queridos, dedicamos menos horas a nuestros pasatiempos, dormimos poco y aun así no somos productivos. El problema no es el tiempo, el problema es nuestra forma de administrarlo.

Todos nuestros días tienen 24 horas, para disponer de ellas de la mejor manera deberíamos preguntarnos a qué se debe que algunos de nosotros las consideremos suficientes y otros no. Aprender a administrar sabiamente el tiempo es una de las cosas primordiales que cualquiera que desee alcanzar el éxito y la tranquilidad debe aprender a hacer.

Aquí exponemos 15 consejos útiles para que le alcancen las horas.

  1. La planeación: Para alcanzar cualquier meta por pequeña que sea, por ejemplo terminar las tareas establecidas para un día en el tiempo adecuado, es necesario crear un plan de acción y enfocarse en ello, sobre todo si tiende a distraerse. Determine qué es lo que quiere lograr, cuándo y qué necesita para lograrlo, es crucial crear plazos, establezca algunos que sean realistas pero desafiantes y póngalo todo en un horario. Concentre su energía en hacer sus actividades más importantes cuando sea más productivo y programe las tareas que hace de manera mecánica para tiempos de baja energía.
  2. Entienda su flujo de energía: Antes de aprender a administrar el tiempo es importante administrar nuestra energía. ¿Es muy enérgico en la mañana, pero después del almuerzo podría quedarse dormido cuidando un tigre? Si ya lo sabe ajuste sus tareas dependiendo de sus ciclos de energía. Conozca sus límites, si se sobre exige no hará nada bien.
  3. Rutinas. Las rutinas nos ayudan a encontrar caminos más rápidos para lograr determinadas tareas, atajos.
  4. Empiece: La postergación es su peor enemigo, pare de hacerlo y empiece a abordar las tareas pendientes, conviértase en una persona de acción.
  5. Compañerismo: Comparta su horario, planes de trabajo y objetivos con al menos un compañero de trabajo, de esta manera pueden hacerse mutuamente responsables.

6. sistema: construya un sistema manual o, mejor aún, adquiera un sistema electrónico que le permita organizar sus tareas, eventos, procesos a desarrollar.

7. Haga las cosas difíciles primero: Las tareas difíciles requieren más disciplina, inícielas primero las realizará con más constancia, para terminarlas es importante mantenerse en movimiento, si logra alcanzar un buen ritmo de trabajo la inercia lo hará mantenerse en este. Ahora, teniendo en cuenta la dificultad y premura de cada labor, el siguiente paso a seguir es priorizar.

8. Una cosa a la vez: Se ha comprobado que nadie es realmente multitarea, enfóquese en lo que estás haciendo y hágalo bien.

9. Delegar tareas: Es simple, nadie puede hacerlo todo.

10. Pausa: Nadie es productivo si está demasiado cansado o tenso, eso genera bloqueos, tome un descanso y permítase restablecer su energía, disperse su atención y diviértase un rato, procrastinar de manera controlada puede ser bueno. Establezca intervalos de trabajo en los que se compromete a trabajar sin pausa o distracción y al finalizarlos haga pausas de 10 minutos.

11. Plan para lo inesperado. Todos tenemos imprevistos, una reunión de último minuto, una visita urgente a un cliente o incluso una situación personal, dejar un poco de tiempo flexible en su horario para estos imprevistos le ayudará a no desorganizar toda su planeación en caso de que ocurra algo inesperado. No programe reuniones, tareas o eventos seguidos con el tiempo justo, el tráfico puede no estar a su favor, es mejor llegar con tiempo.

12. Desactive las notificaciones: Cada notificación que reciba por cualquier medio y que considere que no es importante para la realización de sus tareas debe ser desactivada, las notificaciones son interrupciones que desvía la atención de su trabajo y son casi imposibles de ignorar. A menos de que trabaje con las redes sociales, limite la cantidad de tiempo que pasa en sitios como Facebook y Twitter.

13. Aprovechar la tecnología: Haga uso de aplicaciones que pueden ayudarle a ser productivo.

14. Respaldo: Asegúrese de que todos sus archivos están respaldados en un disco duro externo o en la nube, si pierde información tardará mucho en recuperarla, si no logra recuperarla el tiempo que trabajó en ella será tiempo perdido.

15. Horas laborales: Trabaje en su oficina, si no tiene una, entonces establezca sus horas de trabajo y no las exceda, esto le obligará a cumplir las metas y le dará mayor calidad de vida, además, el tiempo que pasa con sus seres queridos no debe ser negociado ni con usted mismo.