5 FORMAS DE AYUDAR A TUS EMPLEADOS A AHORRAR ESTE AÑO

Si te preocupa el bienestar de los integrantes de tu empresa, estos consejos seguramente te ayudarán a mejorar sus hábitos financieros y muy posiblemente, también los tuyos.

5 FORMAS DE AYUDAR A TUS EMPLEADOS A AHORRAR ESTE AÑO

No puedes darles consejos de finanzas a tus empleados, ni el tiempo y tus obligaciones y las suyas lo permiten, pero sí puedes convertirte en un modelo para ellos en este aspecto. Te compartimos en Time Manager 5 formas de ayudar a tus empleados a ahorrar más este año.

Hace unos cuantos años, en los buenos viejos tiempos, las empresas brindaban a sus empleados un trabajo estable, de por vida, el cual proporcionaba al final de su ciclo laboral pensiones que se pagaban a los jubilados con un cheque mensual previsible y ajustado a sus necesidades en la vejez. Por desgracia, todos sabemos que estos buenos tiempos corresponden al pasado y que no parecen asomarse en el futuro.

Actualmente, las personas se enfrentan a una mezcla entre periodos breves e inestables de empleos fijos acompañados de una lucha constante entre contratos y contratos a términos definidos, y muy posiblemente llenos de periodos de inactividad forzada y de búsqueda de empleo constante. Todo esto resulta en empleos con menores beneficios y sin planes definidos de jubilación.

A partir de lo anterior, consideramos que es necesario crear mejores hábitos de ahorro dentro de la cultura de las empresas, y la mejor manera de crear hábitos y proporcionar conocimiento es por medio del ejemplo. Es por esto que hemos diseñado 5 sencillas formas de ayudar a tus empleados a ahorrar más dinero.

1. Lleva tu almuerzo al trabajo y alienta a tus empleados a hacer lo mismo

Como líder, y como uno realmente bueno, es muy probable que los colaboradores de tu empresa sigan tu ejemplo. Muchos directores ejecutivos que ayudan a ahorrar dinero a sus empleados y que desean reforzar la cultura de la empresa han decidido llevar su propio almuerzo y animan a los demás a hacer lo mismo.

La razón es muy simple, cuando hacen su almuerzo en casa, los empleados pueden ahorrar dinero que de otra forma podría gastarse en restaurantes o domicilios.

Incluso, algunos directores generales les agrada establecer horarios regulares para que los integrantes de los distintos departamentos se reúnan en el comedor. De esta manera pueden aprender más sobre las demás áreas de la empresa y aprender su funcionamiento.

2. Proporciona a tus empleados descuentos en membresías a clubes de mercados de cadena

Este tipo de clubes que son cada vez más populares en Latinoamérica brindan, a cambio de un pago por una membresía anual, la posibilidad de comprar productos de uso diario a granel, lo cual permite ahorros significativos de dinero.

Piensa la posibilidad de ofrecerle a tus empleados descuentos en las membresías a estos clubes y animarlos a invertir en adquirirlas para poder ahorrar en los artículos que pueden encontrar allí.

3. Promueve la venta de ropa y juguetes usados entre tus empleados que son padres y abuelos

Es muy posible que entre tus empleados cuentes con madres, padres, abuelas y abuelos. Así mismo, es muy probable que estos tengan armarios llenos de ropa que sus hijos o nietos han dejado porque ya es demasiado pequeña, así como juguetes con los que ya no juegan porque han perdido interés en ellos.

Si realmente estás comprometido con el bienestar económico de tus colaboradores, una buena forma de ayudarlos es buscar una manera para que puedan vender esta ropa y juguetes a sus compañeros de trabajo que posiblemente puedan darles uso nuevamente.

De esta manera, así como los vendedores contarán con dinero extra, los compradores gozarán de ropa y juguetes, que casi siempre quedan en buenas condiciones, a precios menores que los habituales.

4. Utiliza transporte público con más frecuencia

Aunque más cómodo, es mucho más costoso conducir para trabajar: el pago del estacionamiento y del combustible siempre superará los gastos que implica utilizar el transporte público. Si puedes hacerlo, procura movilizarte hacia tu trabajo y de regreso a casa por este medio y comunicarlo con tus empleados. Este punto puede ir acompañado de campañas para acumular el dinero que se ahorra en transporte público con alguna finalidad al final del año, o proporcionar beneficios para los empleados que opten por este método.

5. Si conduces, asegúrate de compartir y animar a tus colaboradores a hacer lo mismo

Si bien no es posible en todos los casos hacer uso del transporte público, existen posibilidades de ahorrar cuando llevas tu vehículo al trabajo.

Considera la posibilidad de compartir tu vehículo con el fin de brindarle ayuda económica y de tiempo a quienes puedas recoger en el camino al trabajo. Así mismo, motiva a tus empleados y proporciona incentivos para aquellos que también opten por compartir su vehículo.