AMENAZAS Y FORTALEZAS PARA LAS FIRMAS DE CONSULTORÍA FRENTE AL CAMBIO EN LA NUEVA NORMALIDAD Y UNA ESTRATEGIA PARA NO LLEGAR A LA OBSOLESCENCIA.

Consultoría de gestión

La consultoría de gestión es una de las industrias más falentes a la hora de la adaptabilidad, su vulnerabilidad al cambio es alta y es constante ¿Qué las mantiene vivas?

Anteriormente, la consultoría de gestión estaba muy ligada al procedimiento manual, a que los consultores o investigadores hicieran un proceso muy humano en la investigación y en la reunión de la información.


Con el tiempo, la evolución tecnológica y el surgimiento de otras industrias le permitieron optimizar la forma en la que desarrollaban su trabajo; sin embargo, en la actualidad sigue siendo un segmento de mercado vulnerable, a veces inestable e incluso en ocasiones se puede ver ineficiente, inflexible y lento a la adaptabilidad. Todo lo anterior debido a los rápidos avances tecnológicos y a la innovación disruptiva o también conocida como disrupción tecnológica que mantiene una constante evolución y dificulta la rápida adaptación en esta industria.

¿Qué le faltaba a esta industria?

Lo que le faltaba a la consultoría de gestión antes de la revolución estratégica que se dió con la llegada de la innovación sobre los años 60 era la reunión sistemática de la información de las empresas puesto que frente a su competencia no tenía una dinámica para enfrentarla.

Sin embargo, los márgenes eran y siguen siendo altos y su facturación va ligada al tiempo invertido, viáticos y no a los resultados o al valor que tienen, esto implica también la rápida obsolescencia de los consejos, ya que no se cobra por ellos sino por el tiempo invertido en construirlos.

AMENAZAS: Tecnología, competencia, redes de aprendizaje:

Si tenemos en cuenta lo anterior, vemos que el costo está limitado entonces a la experiencia y al conocimiento con el que cuenta la consultora y a qué tanto sabe frente a sus competidores. Además, la consultoría de gestión se impulsa principalmente por personas y este conocimiento también se ve amenazado constantemente por la internet, softwares que recopilan información, llevan gestión de inventario o hacen un seguimiento a la producción.

A medida que los negocios crecieron, los métodos para las consultorías evolucionaron en cuanto a la investigación de mercados, el análisis de datos, el acceso a expertos e industrias; sin embargo, existen hitos importantes con los que la disrupción tecnológica no puede competir.

Algunos ejemplos son la información recopilada de los mercados y convertida en experiencia a través de los años, el análisis construido a partir de insights que une la información y la experiencia para construir conocimiento, y la hoja de ruta construida a partir de los análisis para llegar a la ejecución aplicada a objetivos. (Podría interesarle también: ¿Conoce el verdadero valor que tienen los activos intangibles en su compañía? Hoy estos son los activos con más valor en el mercado global, no los descuide)

FORTALEZAS: La cercanía, relacionamiento público, la sustentación de informes y la capacidad de análisis de acuerdo a la experiencia e insights.

Si bien la consultoría es usada para una toma de decisiones guiada, es importante también que las consultoras cuenten con un manejo de la información sistematizado organizado, así mismo,  que logren hacer un balance en su control interno para después dar una información certera, medida, eficiente y clara a las compañías que los contratan. Es entonces donde la tecnología no debe ser una amenaza para la consultoría de gestión, sino una herramienta que le permita mejorar su servicio, cuidar sus activos y concentrarse en el conocimiento. (Puede interesarle también: No caiga en los errores más comunes que comete una organización)

Y aunque la amenaza de la IA para las consultarías seguirá siendo constante y fuerte por la dependencia de la industria en el trabajo humano, una fortaleza importante es que los tomadores de decisiones siempre preferirán la cercanía, la sustentación de un informe y la capacidad de análisis adecuada al conocimiento e insights que trae la experiencia; en pocas palabras, el relacionamiento público.

ESTRATEGIA: “Si no puede con el enemigo, únasele”.  Uso de la tecnología cómo parte de su estrategia de gestión.

Y aunque existen softwares que ayudan a optimizar los procesos y a controlar mejor la inversión de activos, esto no precisamente entra a reemplazar las consultorías, al contrario, el uso de estas tecnologías podría apoyar la optimización de recursos, decisiones informadas y un control de activos tanto para las consultoras cómo para la organización de la información de sus clientes.

Anteriormente las compañías buscaban a las empresas de consultoría para que manualmente se sentaran a recopilar su información y construyeran su estrategia y esta era una forma primitiva de conocer su negocio, hoy pueden apalancarse en softwares que a diario les indiquen a cada empresa y a las mismas consultoras un estado real de la compañía. Es entonces donde la inteligencia artificial y la inteligencia humana se interconectan para conseguir un resultado óptimo que le permita a una compañía tomar una decisión importante frente a su funcionamiento o sus metas.

FUENTES:

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *