Del evento Bridging the Technology Gap in Law: 3 consejos sobre tecnología para abogados

Hoy en Time Manager les traemos 3 consejos de profesionales expertos en tecnología legal, dirigidos a los abogados que estén considerando la implementación de tecnologías en su firma.

Existen dudas e inquietudes respecto a la implementación de tecnologías legales en la práctica de las firmas de abogados, es por esto que se han creado eventos como el “Bridging the Technology Gap in Law” (reduciendo la brecha tecnológica en la ley), ocurrido en Atlanta el 25 de enero del presente año.

Durante este evento se reunieron a destacados conferencistas de la comunidad de la tecnología legal de Atlanta y se discutieron los retos a los que se enfrentan los abogados a la hora de hacer uso de las nuevas tecnologías legales del mercado, así como se brindaron importantes recomendaciones nacidas de la experiencia de los conferencistas al relacionarse con distintos tipos de practicantes del derecho.

A continuación compartimos 3 consejos de líderes y empresarios expertos en tecnología legal dirigidos a los abogados que estén considerando la implementación o migración a nuevas tecnologías.

“Todo es cuestión de conexión”

Este consejo fue compartido por Jennifer Downs, fundadora de Aggregate Law, quien señala el valor que tuvo durante el desarrollo de su negocio un uso provechoso de los medios de comunicación. Durante su conferencia alentó a los abogados a pensar cómo el uso de las redes sociales y demás medios pueden ayudar mejor a sus firmas de acuerdo al tipo de práctica que ejecutan, su base de clientes y la edad del grupo objetivo que buscan.

Si bien es cierto que actualmente la mayoría de los adultos cuentan con un perfil de facebook, son bastantes los profesionales que participan activamente de redes como LinkedIn. El uso eficaz de estas dos redes permite a los abogados conectarse con sus pares. Por otra parte, en el caso de twitter, aunque se encuentra un número mayor de personas jóvenes, es una red que atrae a profesionales del derecho.

Downs recomendó la participación activa y la publicación de contenidos y recursos de interés para abogados, con el fin de mantenerse conectados y establecer confianza con clientes potenciales. Resalta que un error común de algunos profesionales es crear perfiles en las principales plataformas de las redes sociales y abandonarlas. “De nada sirve crear un perfil, ser un usuario activo por poco tiempo y luego convertirse en un fantasma” señaló Downs, añadiendo que los perfiles que no cuenten con actualizaciones continuas pueden llegar a alejar a clientes potenciales, al no saber si un negocio sigue en funcionamiento o ha sido cerrado.

“Simplemente sigue nadando”

En esta sencilla oración se puede resumir el consejo compartido por Natalie Robinson Kelly, quien ha trabajado durante 20 años en la sección de administración de práctica jurídica de la Barra Estatal de Georgia. Afirma que el 63% de las solicitudes para consultas que recibe provienen de abogados que: o buscan adoptar tecnología legal en sus prácticas, o desean migrar de una tecnología a otra.

Así mismo, resalta que hoy en día todos, incluso los abogados más antiguos, se encuentran influenciados por la tecnología. La brecha tecnológica tiende a estar presente en las pequeñas firmas y los profesionales independientes. Entre las “tácticas de miedo”, como ella nombra a las dificultades o prevenciones de los abogados para acercarse a la tecnología, se encuentra la amenaza de que su trabajo sea automatizado, los altos costos de la tecnología e-discovery y las amenazas potenciales a la seguridad de los datos. Su recomendación, dirigida especialmente a pequeñas firmas y a independientes, es “seguir nadando” a través del laberinto de la tecnología hasta conseguir una solución que encaje con sus necesidades.

Finalmente, considera que es compromiso de las asociaciones de abogados motivar la adopción de la tecnología a los practicantes del derecho y compartir recursos útiles para sus colegas.

«Identifica el flujo de trabajo»

Este consejo es compartido por Matt St. John, gerente de ventas en Thomson Reuters, quien comenta que en la investigación realizada por la compañía, la mayoría de las quejas que reciben de abogados se pueden dividir en tres categorías: quejas sobre clientes, quejas sobre tecnología y quejas sobre el desarrollo de negocios.

St. John considera que frente a la creciente demanda de “más por menos” de parte de los clientes, de la adopción de tecnología engorrosa y de los problemas a los que se enfrentan los abogados en materia de administración de negocios, lo que realmente se necesita es hacer uso de estrategias tecnológicas que faciliten la práctica, en lugar de dificultarla.

La clave está, para St. John, en identificar los lugares del flujo de trabajo en donde la aplicación de la tecnología puede llegar a significar una optimización y una recuperación del tiempo perdido. Sugirió que los profesionales del derecho deberían considerar invertir en la automatización y la gestión de las prácticas.

St. John animó a buscar lugares en el flujo de trabajo donde una implementación de tecnología podría redirigir el tiempo perdido hacia el trabajo legal. Sugirió que la automatización y la gestión de la práctica son dos áreas en las que los abogados deberían considerar invertir.

Si te interesa profundizar más en el tema, te compartimos a continuación el video del “Bridging the Technology Gap in Law” donde podrás ver las conferencias completas en las que se explica más ampliamente los tres consejos que hemos compartido el día de hoy en nuestro blog.