Tres consejos para hacer una facturación eficiente

Facturación efectiva

El proceso de facturación y cobro de pagos puede convertirse en una tarea absorbente y, en ocasiones, frustrante. Cuando tu negocio es muy próspero y estás demasiado ocupado trabajando, puede ser difícil encontrar el tiempo necesario para gestionar el sistema de cobranzas de la empresa. Sin embargo, independientemente de si eres un profesional o manejas una pequeña compañía, es imprescindible contar con un sistema de facturación eficiente que asegure que el flujo de tu caja sea positivo y que tus servicios sean pagados con puntualidad.

Existen muchos métodos que puedes utilizar para hacer tus cobros y agilizar este proceso. Time Manager te da tres consejos para que gestiones proactivamente la forma en que facturas y realizas las cobranzas de tu empresa:

Organiza y especifica

Organiza siempre tus facturas por números y fechas. Este puede parecerte un consejo obvio, pero muchas personas no hacen uso de este procedimiento correctamente. Cada factura que crees debe tener un número único o código adjunto. Una buena estrategia organizativa será numerar tus facturas dependiendo de los clientes que tengas. Por ejemplo, si tienes un cliente nuevo y se llama Mario Bellatin, puedes numerar su primer factura de la siguiente manera: MB001. Así, puedes realizar un seguimiento de tus cuentas de cobro y hacer referencia a ellas rápidamente. Es indispensable que, además de la numeración, la factura incluya al menos dos fechas: el día en que se creó la factura y el día en que se espera el pago del cliente.

Al crear tu factura, es muy importante que seas tan específico como sea posible al describir tus servicios y horas facturables. Cuanto más específica sea esta información, habrá menos confusiones con tus clientes y te pagarán con mayor prontitud.

Factura en la nube

No existe razón para que, hoy en día, la facturación de las empresas se realice de forma manual. Llevar a cabo este proceso en la forma tradicional supone grandes desventajas. Por ejemplo, es numerosa la cantidad de errores humanos que se derivan de introducir y contabilizar datos a mano. Otro gran inconveniente es que la información no se actualiza permanentemente.

Aquí hace su aparición el proceso de facturación en la nube: con la implementación de este nuevo modelo tecnológico se facilita la automatización de buena parte de la facturación. Una de las múltiples ventajas de la facturación en la nube es que los datos y los programas están accesibles siempre de manera online, en cualquier lugar y desde cualquier dispositivo. De esta manera, es posible obtener informes en tiempo real sobre los movimientos económicos de la compañía.

No olvides a los clientes

La facturación no es, simplemente, el beneficio de la entrada inmediata de dinero a una empresa. En muchas ocasiones, los clientes no efectúan a tiempo los pagos de los servicios brindados y debemos perseguirlos para recordarles que lo hagan. Si no le recuerdas a tus clientes que te deben dinero una vez que ha pasado la fecha de vencimiento de la factura, los tiempos de pagos se podrían alargar indefinidamente, afectando de manera negativa a tu compañía. Esto, sin embargo, no debe hacerte perder la cabeza. ¿Cómo puedes responder asertivamente a una situación así?

A veces las facturas no llegan directamente a la bandeja de entrada del correo electrónico de los clientes. Por desgracia, estas pueden ser redirigidas a la carpeta de spam. Por este motivo, es recomendable que le informes a tus clientes las fechas en las que les serán enviadas sus facturas. Cuando las envíes, acompáñalas con agradecimientos al cliente por haber adquirido tus servicios y con un recordatorio amable sobre las fechas en que las facturas se vencen. En caso de que el cliente se atrase con un pago, sé paciente y comunícaselo de la manera más profesional y educada posible.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario