Mindfulness y las empresas – 5 razones por las que es cada más más esencial esta práctica en los negocios

¿Son tus clientes, socios y competidores más conscientes que tú?

Mindfulness

Mindfulness es en pocas palabras “prestar atención”, mantenerse conscientemente presente en el aquí y el ahora. Profundizando un poco más, consiste en crear un espacio mental en el que haya conciencia de los pensamientos y las reacciones a esos pensamientos. El alivio del estrés es uno de los beneficios que se encuentran en esta práctica, pero el cambio en la forma de pensar que trae el Mindfulness conduce principalmente a un mayor control de las emociones y la capacidad de mantenerse enfocado.

Todo lo anterior suena bastante bien, si lo pensamos objetivamente, más allá de un beneficio personal se convierte en una fuente indefinida de bienestar empresarial y de felicidad en la oficina.

Es por esta razón que hemos seleccionado cinco razones por las que el Mindfulness se está volviendo esencial para las empresas:

Desencadena la productividad:

Los investigadores han descubierto que las actividades que forman parte del Mindfulness, como la meditación diaria pueden aumentar la productividad de 42 a 62 minutos por semana. Esto significa que el empleo de 15 minutos diarios de meditación consciente puede significar al final de la semana una ganancia de 62 minutos más de trabajo pleno en las actividades diarias en el lugar de trabajo. En adición a esto, al mejorar la toma de decisiones, se mejora la capacidad de concentración en la realización de tareas.

Los empleados poco conscientes son empleados poco saludables:

Cuando no hay una consciencia de las consecuencias del estrés y no se procura mitigar, se aumenta el riesgo de desarrollar enfermedades del corazón, enfermedades hepáticas, problemas gastrointestinales y cáncer. Esto solo mencionando las consecuencias físicas y pasando por alto lo relacionado exclusivamente con la salud mental, que es siempre la principal afectada. Al mitigar el estrés, el Mindfulness puede salvar vidas y dinero.

Cada vez más empresas invierten en Mindfulness:

Uber, Nike, HBO, General Mills, Yahoo y Google han implementado programas de MIndfulness en sus oficinas. Empresas como Aetna han ido más allá y han creado el puesto de Chief Mindfulness Officer especializado exclusivamente en mejorar el bienestar de sus empleados.

Las escuelas de negocios ya están enseñando Mindfulness:

La Harvard Business School y la Stern School of Business de la Universidad de Nueva York están entre las escuelas de negocios que ofrecen actualmente cursos de Mindfulness para sus estudiantes de MBA. Yael Shy y Connie Kim de la Universidad de Nueva York escribieron en la Harvard Business Review que la práctica de Mindfulness “no solo construye las habilidades de los estudiantes como futuros gerentes y líderes, sino que también mejora su inteligencia emocional y profundiza sus vidas a menudo estresantes, orientándose hacia los resultados”.

Sus clientes ya saben del Mindfulness:

Hay más de 1.300 aplicaciones dedicadas al Mindfulness y a la meditación en Google Play y App Store. Uno de los más populares, Headspace, ha sido descargado más de 11 millones de veces. Cada vez más empresas se acercan a esta pŕactica, como lo hemos mencionado anteriormente, por lo que no es de extrañar que tus clientes estén más cerca de lo que te imaginas del Mindfulness y se relacionen más fácilmente con empresas con las que comparten esta práctica.

Finalmente, si la paz mental no es suficiente motivación para motivarte y aprender más sobre Mindfulness, debes empezar a pensar en esta práctica como una ventaja competitiva. Proporcionar cierta instrucción respecto a la meditación, subsidiar suscripciones a talleres de Mindfulness y reservar espacios y momentos para realizarla es el apoyo que puede recibir tu equipo de trabajo para gozar de los beneficios que trae esta práctica y empezar a disfrutar tú mismo de la felicidad en el ámbito laboral.