Reglas de oro para conseguir clientes en línea

Para las firmas de servicios profesionales conseguir clientes en las redes sociales no es tan difícil como parece. Aquí hablamos de las reglas que debes seguir para conseguirlo.

Reglas de oro para conseguir clientes en linea

En la actualidad nuestros perfiles y los de nuestras empresas hablan por nosotros. Por lo que tener la información adecuada y organizada es crucial para conseguir clientes en línea. Cada vez son más las firmas de servicios profesionales que cuentan con estrategias de marketing digital que les ha representado una imagen sólida en la web, así que, si aún tu firma no cuenta con una estrategia definida, es momento de hacerlo. Puede que estés perdiendo clientes que otras firmas, con una estrategia clara, tomarán tarde o temprano.

Regla 1: Establece una imagen profesional

Si ya han pasado años desde que dejaste la escuela de leyes, es hora de eliminar información sobre lo que hiciste en ella. Es un grave error convertir tu sitio web en una gran biografía con información inútil para tus prospectos.

Es posible que te sientas muy orgulloso de los grupos de investigación en los que estabas, o de haber colaborado como monitor en tus clases favoritas, pero a un cliente no le importa eso. A no ser que tus estrategias de marketing estén enfocadas en estudiantes de derecho o en universidades, es un error incluir información que no esté enfocada en tus áreas de práctica y en tus logros laborales.

Puedes mantener ese tipo de información en tu currículum, los empleadores son aquellos que se interesan por ese tipo de información, los clientes no. Cuando incluyes este tipo de información y tus clientes potenciales no encuentran nada relevante en tu ejercicio como profesional, pueden estar reconsiderando la idea de contactarte. Enfócate en los logros que has alcanzado luego de la escuela y trabaja en convencer a tus clientes que cuentas con la experiencia que ellos buscan.

Si hace menos de dos años que conseguiste tu título, es válido adjuntar alguna información sobre tu desempeño en la escuela de leyes pero, pasado este lapso, debes empezar a enfocarte en incluir en la bio de tu sitio web únicamente lo relacionado con tu desempeño profesional y lo que has logrado después de graduarte.

Regla 2: Conoce a tu público y orienta tu audiencia

Debes ponerte en los zapatos de tu público objetivo. Piensa en la siguiente situación: tu firma está enfocada en el derecho laboral y existe una persona buscándote en Google para acceder a tus servicios. La persona necesita demandar a una empresa por discriminación. Lo menos probable es que dicha persona digite en el buscador “abogado laboralista para demanda por salario”, esa sería la forma en la que un abogado buscaría, posiblemente, y no la forma en la que un cliente pensaría en encontrar asesoría.

Debes pensar cómo estás comunicando a tu cliente en qué consisten los servicios profesionales que ofreces. Debes preguntarte ¿Quién es mi cliente ideal y cómo va a encontrarme en la web? A partir de esta pregunta sabrás si la información que tienes en la web es acorde a las búsquedas que podría realizar dicho cliente en busca de tu firma. Puede que lo que incluyes en tu sitio web contenga demasiados tecnicismos que solo otro colega comprendería, y aunque parezca que proporciona profesionalismo a la firma, así mismo aleja a las personas que, justamente por su desconocimiento del tema, van en busca de tu asesoría.

En promedio un nuevo usuario de página dura entre 30 segundos y un minuto y medio en un sitio web. En el caso de las firmas de servicios profesionales, los clientes potenciales acceden a los sitios con la espera de responder solo tres preguntas: ¿Parecen inteligentes o capaces?, ¿Pueden ayudarme con mi problema específico?, ¿Cuánto cuesta acceder a su asesoría? Si tu sitio web no responde estas tres preguntas en el lapso especificado anteriormente, posiblemente tu cliente potencial dejará tu página y seguirá buscando en la red a un mejor postor.

Regla 3: Usa fotos de ti mismo

¿Has vivido la experiencia de buscar un abogado antes de convertirte en uno? Es un proceso difícil, pues conseguir al profesional indicado no es tarea sencilla. Cuando, como cliente, buscas en línea un abogado, te encuentras con un bombardeo de biografías, listas de revistas especializadas y términos técnicos. No es fácil deducir a partir de esto cuál es la mejor opción. De la elección del profesional correcto dependerá muchas veces ganar o perder grandes cantidades de dinero o incluso la vida misma. No es cómodo tomar una decisión sin siquiera ver la cara de la persona a la cual le vas a entregar tu confianza y en quien pondrás tus esperanzas. No estás pidiendo un taxi, estás tomando quizás una de las decisiones más importantes de tu vida.

Subir imágenes en tu sitio web, en redes sociales o en medios de comunicación en línea te convierte automáticamente en una persona, y eso hace más fácil tomar decisiones. Usualmente, los clientes potenciales esperan que hayan fotos de todos los abogados en sus sitios web. Si no hay fotografías, un cliente inconscientemente se detendrá, pues no sentirá que está accediendo a un ser humano.