Aprender a delegar: 3 consejos claves para crear un equipo ganador

El éxito o la vulnerabilidad de tus proyectos no están solo en tus manos. Y aunque parezca fácil, delegar es un hábito que se debe fortalecer para lograr el mejor resultado.

Un buen líder sabe delegar, tal vez ya lo hayas escuchado antes. Los CEO lo saben a perfección, y promueven este mismo hábito en sus gerentes, aprendices y demás colaboradores. Pero delegar no es simplemente dividir las tareas entre los integrantes de un grupo de trabajo, una buena delegación nace de un conocimiento previo de las habilidades de cada miembro del equipo.

Es hora de eliminar la creencia que al ser el líder puedes con todo, que si no lo haces tú queda mal hecho, o peor aún, que después de haber superado los dos anteriores puntos consideres que tus colaboradores son solo un recurso que te permitirá ahorrar tiempo. Ten presente que cada elemento de un equipo ofrece sus habilidades y sus ideas y por ende, es una pieza clave.

Como no delegar sabiamente puede estar representándote una pérdida de recursos y oportunidades, hoy en TimeManager te compartimos 3 aspectos claves que debes tener en cuenta a la hora de delegar.

Flexibilidad

Todos tenemos diferentes formas de ver y de interpretar, debes aprender a ser flexible y a permitir que los integrantes de tu equipo propongan y tomen decisiones que sean distintas a las tuyas. Solo así lograrás un ambiente de confianza y de lealtad. Un colaborador que se siente importante y puede aportar, muy seguramente seguirá trabajando en tu equipo en el futuro.

Dale la oportunidad a tu equipo de que te sorprenda, no pienses que la perfección solo se consigue con tus métodos, puede que ellos encuentren nuevos modos de hacer las cosas mejor que tú.

Control sin agobio

Tu equipo de trabajo no necesita de tu revisión cada 5 minutos, ni de tus “sugerencias” sobre cada proceso que se realiza. Un buen liderazgo está constituido de una gran dosis de confianza, ponla en práctica y te sorprenderás gratamente de las habilidades de tu equipo. Dales un margen de error sin agobiarlos, en las distintas etapas del proyecto enriquece a tus colaboradores con correcciones y críticas constructivas.

Motiva a tu equipo

De seguro te fortalecerás como líder cuando aprendas a motivar a tus colaboradores. Un elogio a tiempo o un agradecimiento no te costará nada y a cambio lograrás construir lealtad y confianza en aquellos que te rodean, de seguro te lo agradecerán. Aprender a decir gracias y motivar la superación de tu equipo les servirá de motivación personal y afianzará las relaciones entre todos los integrantes.

Por medio de estos consejos esperamos que empieces a proyectarte como un mejor líder, aprendas a delegar y a conocer a tus colaboradores y logres crear un equipo sólido y eficiente a partir de unas buenas tácticas de liderazgo. Finalmente, recuerda: la culpa no se delega, solo las responsabilidades.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario